Entradas con la etiqueta ‘sarcoma de kaposi’

Detección del sarcoma de Kaposi (parte II)

0
  • Endoscopia: procedimiento mediante el cual se observan los órganos y tejidos del cuerpo en busca de anomalías. A través de una incisión (corte) en la piel o una abertura del cuerpo como la boca, se inserta un endoscopio (un tubo delgado con iluminación) y a través de él se pueden extraer muestras de tejido o ganglios linfáticos para estudiarlas bajo un microscopio en busca de señales de enfermedad.
  • Broncoscopia: procedimiento utilizado para observar el interior de la tráquea y las vías respiratorias mayores del pulmón y determinar si existen áreas anormales. Se inserta un broncoscopio (un tubo delgado con luz) a través de la nariz o la boca hacia la tráquea y los pulmones para tomar muestras de tejido y observarlas bajo un microscopio.

Fuente: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/kaposi/Patient/page1

Detección del sarcoma de Kaposi (parte I)

0

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el sarcoma de Kaposi se utilizan pruebas que examinan la piel, los pulmones y el tubo digestivo.

Se puede utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para comprobar los signos generales de salud, inclusive el examen de la piel y los ganglios linfáticos en busca de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. Se toma también los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos previos del paciente.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar bajo un microscopio y determine la presencia de signos de cáncer.
  • Radiografía del tórax: radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen del interior del cuerpo.

Fuente: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/kaposi/Patient/page1

Síntomas del sarcoma de Kaposi en personas con VIH

0

Entre los síntomas del sarcoma de Kaposi epidémico se incluyen las lesiones que se pueden diseminar hasta muchas partes del cuerpo. Los síntomas del sarcoma de Kaposi epidémico incluyen lesiones en diferentes partes del cuerpo, como cualquiera de las siguientes:

  • Piel.
  • Revestimiento de la boca.
  • Ganglios linfáticos.
  • Estómago e intestinos.
  • Pulmones y revestimiento del tórax.
  • Hígado.
  • Bazo.

Algunas veces el sarcoma de Kaposi se presenta en el revestimiento de la boca durante un examen dental regular.

En la mayoría de los pacientes con sarcoma de Kaposi epidémico, con el tiempo la enfermedad se disemina hasta otras partes del cuerpo. Se puede presentar fiebre, pérdida de peso o diarrea. En los estadios tardíos del sarcoma de Kaposi epidémico, son comunes las infecciones potencialmente mortales.

Fuente: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/kaposi/Patient/page5#Keypoint9

El sarcoma de Kaposi y el sida

0

El sarcoma de Kaposi epidémico se presenta en pacientes del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). El SIDA es ocasionado por el virus de la inmunodeficiencia humano (VIH), el cual ataca y debilita el sistema inmunitario. Cuando el VIH debilita el sistema inmunitario del cuerpo, se pueden presentar infecciones y cánceres como el sarcoma de Kaposi.

La mayoría de los casos de sarcoma de Kaposi epidémico en los Estados Unidos se han diagnosticado en hombres homosexuales o bisexuales con infección por el VIH.

Fuente: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/kaposi/Patient/page5#Keypoint8

Tipos de cáncer de piel

0

Cáncer de piel no melanoma

Sarcoma de Kaposi

Linfoma cutáneo

Cáncer de piel melanoma

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/especiales/cancer/piel2.html

Sarcoma de Kaposi

1

Sarcoma de Kaposi: se origina en la dermis aunque también puede darse en los órganos internos.

El sarcoma de kaposi adopta dos formas:
Aquella que se suele desarrollar en las persona enfermas con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y en niños y jóvenes del África ecuatorial. Esta forma crece muy deprisa y suele afectar a los órganos internos.

Antes de la aparición de esta enfermedad, sólo la solían presentar ancianos de origen europeo mediterráneo. En estas personas crece de forma muy lenta sobre la piel y rara vez se propaga.

En los primeros el aspecto característico es una peca rosada, roja o púrpura de forma redondeada u ovalada, en cualquier parte del cuerpo aunque es más frecuente en la cara.

En los segundos, suele aparecer como una mancha de color violáceo o pardo oscuro en las piernas o en los dedos de los pies. Suele aumentar su profundidad ocasionando una úlcera sangrante. También puede diseminarse por la pierna.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/especiales/cancer/piel2.html

Cáncer de piel no melanoma | Cáncer de piel melanoma | Linfoma cutáneo