Niños vegetarianos con sobrepeso

Entre los niños vegetarianos también puede haberlos con sobrepeso, pues los azúcares, las harinas blancas, los chocolates, las gaseosas, no son de origen animal, y pueden ser objeto de consumo por estas criaturas.

Debemos distinguir un niño con sobrepeso que es aquel que excede en un diez por ciento su peso normal, del obeso que lo hace en un 20 por ciento o más. Si bien es cierto que en ambos casos debe prestarse atención al problema, es preferible tomarlo a tiempo, aunque sin alarmarse.

Lo primero es descartar la presencia de un trastorno orgánico. Un simple análisis de sangre podrá mostrarnos si el niño es hipotiroideo, y en ese caso, deberá someterse a un tratamiento médico.

Si ya comprobamos que el chico no posee problemas orgánicos aquí van algunos consejos:

No debe hostigarse al niño, con frases tales como: “Estás gordito, comé menos” pues lo único que se logrará es angustiarlo, y seguramente que coma más.

Se debe conversar el problema, lejos de los horarios de comida, y cada tanto, no todo el tiempo. Una vez que el pequeño sepa los problemas que pueda ocasionarle la gordura, sobre todo en la vida adulta, las actitudes de los padres deben ser lo más normales posibles.

Nunca debe privarse al niño de los alimentos nutritivos. En las mesas vegetarianas saludables, no hallarán sustancias que engordan. Toda la familia deberá restringir o mejor aún, suprimir el consumo de harinas blancas, golosinas y gaseosas, para no tentar al niño con sobrepeso, y ofrecerle comidas sencillas, pero bien presentadas a la vista.

No lo presione con comidas que le desagradan, hágale probarlas para que elija las de su preferencia, y con ellas arme un menú. Explíquele que juntos van a elaborar la dieta adecuada, combinando toda suerte de vegetales y frutas, sobre todo de distintos colores, para que se combinen las vitaminas. si le gustan las pastas no las suprima. Lo que engorda en ellas es la cantidad, y la salsa con las que se acompañan. Puede hacer una rica salsa hirviendo tomates naturales, con un poquito de orégano o albahaca.

Si el niño es ovo-lacto vegetariano, siga incorporando estos alimentos a su dieta, aunque por supuesto, la leche sin chocolate. Puede acompañarse de cereales que son muy buen alimento. Los huevos no deben ser fritos.

Es bueno estimularlo a la práctica diaria de ejercicios. Seguramente sus pasatiempos favoritos estén más ligados a la computadora, o a la televisión que a practicar deportes, y aquí la tarea paterna consistirá en enseñarle a disfrutar de nuevos hábitos mucho más saludables. Ir a correr juntos a la plaza, o jugar a la pelota, tiene resultados asombrosos. Pero esto debe hacerse con regularidad, no una vez cada tanto.

Es también necesario que el niño duerma las horas necesarias, ya que recientes estudios comprobaron que la falta de sueño, engorda.

Fuente: http://www.vegetomania.com/vida-sana/ninos-con-sobrepeso

Etiquetas: , , , , , ,

Artículos relacionados

Deja un comentario