Consecuencias de la otitis

¿Qué pasa si entra agua en el oído perforado?

1

Generalmente el ingreso de agua corriente en el oído conlleva una supuración que pude durar desde pocos días a la otorrea permanente. Se aconseja que los pacientes con tímpanos perforados no ingresen a piscinas ni realicen ningún tipo de actividad acuática. Para el baño se aconseja colocarse moldes del conducto auditivo y pabellón auricular a medida.

Fuente: http://www.cechin.com.ar/timpano-perforado.asp

¿Qué pasa si no me opero del colesteatoma?

0

El colesteatoma crece siempre y se infecta, en un plazo mediano a largo las complicaciones de no operarse pueden ser:

•    Sordera
Meningitis
•    Parálisis facial
Otras

http://www.cechin.com.ar/colesteatoma.asp

¿Por qué aparece un colesteatoma?

0

La explicación es compleja. La mayoría de las veces los pacientes presentan antecedentes de nariz tapada, respiración bucal u otitis a repetición. El tímpano se encuentra mal ventilado y sometido a presiones negativas que llevan a formar un “bolsillo de retracción” o “atelectasia” y su descamación normal, en lugar de salir hacia afuera, se acumula generando el quiste de retención epidérmica o colesteatoma.

Fuente: http://www.cechin.com.ar/colesteatoma.asp

Trombosis del seno lateral por otitis

0

Ocurre cuando la infección penetra el seno; clínicamente se presenta con persistencia de fiebre, escalofríos y datos de hipertensión endocraneana. Puede ocasionar focos sépticos a distancia.

Fuente: http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Absceso cerebral por otitis

0

Es una complicación predominantemente de la otitis crónica. También se ha notificado en otitis subagudas, posteriores a meningitis otógena, petrositis o tromboflebitis. Su mortalidad puede ser de hasta 30%.

Fuente: http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Encefalitis focal otógena por otitis

0

Esta complicación se presenta con edema cerebral o cerebelar focalizado, por lo que hay que hacer diagnóstico diferencial con absceso cerebral. El tratamiento incluye antibiótico y la erradicación quirúrgica del foco otógeno primario.

Fuente: http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Parálisis facial por otitis

0

Es una complicación tanto de la otitis aguda como de la crónica. Los casos agudos se dan por dehiscencia en el acueducto de Falopio; en los casos crónicos la parálisis es secundaria a la lisis de dicho canal con invasión al nervio generalmente por colesteatoma.

Fuente: http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Laberintitos por otitis

0

Ocurre cuando la infección penetra el laberinto generalmente a través de la ventana redonda, pero puede ser a través de la ventana oval o incluso por destrucción ósea de los conductos semicirculares en los casos de las otitis crónicas. Puede ser serosa (con muy buen pronóstico), purulenta (se acompaña de meningitis secundaria en la mayoría de los casos y conlleva una pérdida de la audición permanente) o meningogénica (en este caso el paso de bacterias es a la inversa, es decir, del espacio subaracnoideo al laberinto).

http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Mastoiditis aguda por otitis

0

Las celdillas mastoideas forman parte del oído medio, por lo que es prácticamente regla que una OMA curse con algún grado de mastoiditis. Sin embargo, al haber acumulación de secreción en la cavidad mastoidea con aumento de la presión, ocurre necrosis de las finas trabéculas con la consiguiente coalescencia de pus y formación de abscesos.

El aumento de la presión intracavitaria ocasiona el escape de la secreción purulenta hacia zonas contiguas, las cus celdillas mastoiales pueden ser la fosa craneal media y posterior, el seno sigmoides y el  lateral, el nervio facial, el ápex petroso, los canales semicirculares, o bien, puede pasar a través del área cribosa y ocasionar una miositis, celulitis o hasta un absceso subperióstico, desarrollando lo que clínicamente se conoce como mastoiditis aguda.

En la mastoiditis aguda vemos la clásica protrusión hacia fuera del pabellón auricular, que se puede acompañar o no de otorrea. Si el pus se colecciona hacia el esternocleidomastoideo, se forma lo que se conoce como absceso de Bezold. Si no hay lisis de las trabéculas óseas, el manejo de esta entidad se hace a base de antibióticos intravenosos, colocación de tubos de ventilación y drenaje del pus retroauricular.

Si hay osteítis, el paciente amerita mastoidectomía.

http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867

Perforación de la membrana timpánica por otitis

0

Siempre que hay otorrea hay una pérdida de continuidad en la MT, la cual puede cerrar en menos de 72 horas. Sin embargo, si esta perforación persiste por más de tres meses, las posibilidades de su remisión espontánea disminuyen y el caso cambia a la cronicidad.

http://www.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=000867