Características de la menopausia

Complicaciones en la menopausia que afectan en las enfermedades cardiovasculares

0

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la primera causa de muerte en los países desarrollados. En España, la enfermedad coronaria (EC) es la que ocasiona un mayor número de muertes cardiovasculares (31%), siendo este porcentaje mayor en hombres (40%) que en mujeres (24%). En cambio la mortalidad por enfermedad cerebrovascular es más frecuente en mujeres (31% y 26%, respectivamente). España, en promedio, presenta tasas inferiores de morbimortalidad por ECV respecto a otros países occidentales, existiendo diferencias entre las diferentes comunidades autónomas.

Las tasas de incidencia y mortalidad de ECV aumentan en función de la edad, siendo su punto de inflexión en ambos sexos alrededor de los 65-70 años. Las curvas de mortalidad específicas por edad y sexo guardan un paralelismo constante a lo largo de la vida. Estos datos no apoyan las afirmaciones de algunos autores de que el riesgo de ECV se acentúa de forma importante en las mujeres a partir de la menopausia.

Las tendencias de mortalidad cardiovascular y el cómo influyen las distintas variables han sido evaluadas en el estudio MONICA (MONItor trends in Cardiovascular diseases). La comparación de las tasas de mortalidad ajustadas por edad entre distintos países europeos, muestra que éstas varían entre ambos sexos, siendo siempre inferiores en las mujeres. No obstante, las tasas en las mujeres de algunos países superan las tasas de los varones en otros.

La ECV se caracteriza por tener una etiología multifactorial. El incremento de riesgo coronario está ligado sobre todo al incremento de factores de riesgo que aparecen con la edad. El envejecimiento, la hipertensión arterial, la dislipemia, la diabetes, el hábito tabáquico, el sedentarismo, la obesidad y los antecedentes familiares son los factores más importantes y se potencian entre sí.

Diversas revisiones realizadas a partir de estudios observacionales en distintas poblaciones y pautas de tratamiento habían sugerido un efecto protector del TH sobre las ECV87-89. Por el contrario, estudios y revisiones más recientes no han encontrado esta disminución del riesgo. En los primeros estudios, el aparente efecto cardioprotector era plausible biológicamente, ya que los estrógenos mostraron una disminución de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y un aumento de las de alta densidad (HDL)91. No obstante, los estrógenos también mostraron efectos negativos (aumento de los triglicéridos, factor VII y proteína-C reactiva).

Este efecto protector no se ha podido confirmar en los tres ECA de prevención secundaria de ECV92-94 ni en el WHI sobre prevención primaria en mujeres sanas con edades comprendidas entre 50 y 79 años11,12

Fuente: http://www.cochrane.es/files/GPC-menopausia-definitiva.pdf

Avance de la osteoporosis como complicación durante la menopausia

0

La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto caracterizada por una baja masa ósea y alteraciones de la microarquitectura del tejido óseo. Estos cambios comportan una disminución de la resistencia del hueso y un incremento de la fragilidad y de la susceptibilidad de fractura. La osteoporosis es un proceso crónico que se desarrolla con la edad y que está relacionada con diversas enfermedades y tratamientos e influenciada por factores hereditarios, ambientales y de estilo de vida.

El hueso es un tejido vivo que se encuentra en constante remodelación y recambio óseo. Su tamaño, resistencia y mineralización aumentan durante las etapas de desarrollo, con un pico máximo en la tercera década de la vida. Después de conseguir este pico, comienza de manera gradual y lenta una inevitable pérdida de masa ósea.

La pérdida de masa ósea ocurre más tempranamente en las mujeres y experimenta una aceleración al cesar la producción estrogénica. Inicialmente el ritmo de pérdida aumenta en la perimenopausia y en los primeros años después de la menopausia, para posteriormente disminuir e igualarse al de los varones.

El ritmo de pérdida de masa ósea en los primeros años de la postmenopausia varía de forma importante. En la gran mayoría de las mujeres, este ritmo de pérdida regresa a niveles similares a los años previos al climaterio. En un grupo reducido de mujeres este ritmo acelerado de pérdida puede ser más prolongado en el tiempo.

La edad y el tiempo transcurrido desde el inicio de la menopausia son los predictores más importantes de la disminución de la densidad mineral ósea (DMO). La edad media en la cual las mujeres sanas tienen un T-score por debajo de -2,5 desviaciones estándares (DE) es a los 85 años. La edad en que se presenta este T-score que define la osteoporosis densitométrica podría adelantarse en aquellas mujeres que a lo largo de su vida no han conseguido un pico óptimo de DMO. Las mujeres tratadas con glucocorticoides, las que presentan un índice de masa corporal bajo o una pérdida de peso, inmovilidad y fragilidad, deficiencia de calcio y vitamina D, experimentan una aceleración de pérdida de DMO y un riesgo aumentado de osteoporosis y fracturas.

Fuente: http://www.cochrane.es/files/GPC-menopausia-definitiva.pdf

Complicaciones en la sexualidad surgidas durante la menopausia

0

menopausia sexoA medida que aumenta la edad, generalmente existe una pérdida del interés sexual. Las diversas revisiones disponibles concluyen que existe una asociación entre determinados aspectos de la sexualidad (disminución del interés sexual, la frecuencia del coito y la lubricación vaginal) y la menopausia, pero los factores que influyen en esta pérdida del interés son complejos y múltiples. De estos factores, los más importantes son los psicosociales, y entre ellos, la experiencia sexual previa de cada mujer, su personalidad, el nivel educativo, el nivel de estrés, la situación física y psicológica, los cambios en la relación de pareja y los sentimientos hacia la misma.

Fuente: http://www.cochrane.es/files/GPC-menopausia-definitiva.pdf

Acotaciones acerca de la menopausia y la postmenopausia

0

La interrupción definitiva de las menstruaciones resultante de la pérdida de la actividad folicular del ovario define la menopausia. La postmenopausia define a la etapa que se inicia tras la menopausia y abarca un periodo de diez años de duración. A través de la historia, las actitudes y creencias respecto a la menopausia han variado ampliamente. La menopausia se ha considerado desde una enfermedad y un signo de decadencia en el siglo XIX1 hasta una etapa de liberación en la que finaliza la etapa  fértil. La mayoría de las mujeres actualmente perciben la menopausia con alivio y sentimientos neutros y/o como una etapa de cambios positivos.

Los estudios muestran que las diferentes actitudes y creencias hacia la menopausia se explican por la combinación de factores personales y culturales. En nuestro medio también se han observado actitudes similares.

Como consecuencia de los cambios hormonales que ocurren en la menopausia, algunas mujeres presentan síntomas que afectan a su calidad de vida. Asimismo, la menopausia y postmenopausia se han relacionado, no siempre con una base epidemiológica sólida, con diversos síntomas y procesos crónicos. Esta situación ha llevado a que algunas mujeres y profesionales tengan una visión negativa de la menopausia y se haya medicalizado en exceso esta etapa de la vida.

El aumento de la esperanza de vida junto a los avances terapéuticos nos sitúa ante un nuevo perfil epidemiológico de las personas de este grupo de edad, el cual se caracteriza por la mayor prevalencia de los procesos crónicos. En esta etapa de la vida de la mujer es importante diferenciar qué síntomas y problemas de salud están asociados con el cese de la función estrogénica y cuáles no. Asimismo, es importante conocer qué tratamientos e intervenciones son eficaces y seguros.

Por otro lado, se ha de plantear la menopausia, al igual que otros aspectos de la atención sanitaria, desde una óptica biopsicosocial. Desde esta perspectiva, se ha de tener en cuenta que la mayoría de los cambios que se producen en el organismo son los esperados con el paso de los años. Asimismo, alrededor de la edad en la que ocurre la menopausia, también se dan otros acontecimientos personales, familiares y laborales del ciclo vital de la mujer, que pueden influir en su calidad de vida.

Fuente: http://www.cochrane.es/files/GPC-menopausia-definitiva.pdf

Importancia de las vitaminas en la menopausia

0

El mismo  estudio demostró además que la vitamina C tiene la capacidad de reducir en un 42% el cáncer de seno y regenerar la vitamina E en el organismo. Como si esto fuera poco tiene efectos estrogénicos,  por lo tanto es de gran ayuda en el tratamiento de la menopausia.

Igualmente la Vitamina E es reconocida por la Organización Mundial de la Salud como reductor de problemas cardiacos, pues durante esta etapa de la vida de la mujer puede prevenir la sequedad vaginal y problemas cardiovasculares, entre otros.

Así mismo se demostró que los bioflaminoides, presentes en las uvas y las cerezas, son esenciales para restaurar la lubricación vaginal, fortalecer la vejiga, reducir la retención de líquido, aliviar el dolor articular y mejorar la resistencia a infecciones, comunes en la menopausia. Los  bioflaminoides también aparecen en la piel y parte interna de muchas frutas cítricas con semillas pequeñas.

Otro alimento esencial durante la época de la menopausia es el ácido linoleico encontrado en pescados como la trucha y el salmón, y vegetales como soya, zapallo, nueces y coles.

Durante el estudio se observó que las mujeres que consumían café, té, chocolate, picantes, alcohol, condimentos y bebidas carbonatadas como gaseosas y mucho azúcar, aumentaron su presión arterial y disminuyeron su metabolismo, lo cual incrementó notablemente los síntomas negativos de la menopausia.

“En definitiva, en los alimentos que consuma la mujer durante esta etapa de la vida puede estar la diferencia entre vivir o morir ” afirma Diana Taylor.

Fuente: http://aupec.univalle.edu.co/informes/mayo98/menopausia.html

Soya y la dieta que se debe seguir durante la menopausia

0

Los niveles de colesterol en mujeres generalmente son más altos que los hombres , sobre todo en las latinas, pues suelen consumir alimentos muy grasosos. “El cambio más importante que se puede hacer durante la menopausia está relacionado con la dieta” afirma Taylor.

Las enfermeras observaron que las mujeres que consumen dietas altas en fitoestrógenos, presentes en la soya, tienen menos síntomas de la menopausia que las que no lo hacen, pues éstos estimulan la producción de estrógenos y progesterona. Igualmente, las investigaciones han demostrado que estas sustancias ayudan a prevenir el cáncer de seno.

“En la alimentación diaria, las mujeres de cualquier edad deben consumir soya, pues este alimento posee otros efectos benéficos. Además se reduce también la ingestión de grasas saturadas” , dice Taylor.

Fuente: http://aupec.univalle.edu.co/informes/mayo98/menopausia.html

Sobre los organismos vasomotores de la menopausia

0

tratamiento menopausiaPrevención primaria y modificación de estilos de vida

El ejercicio físico, la pérdida de peso y el evitar el consumo de tabaco, podrían ser opciones beneficiosas en la prevención y tratamiento de los síntomas vasomotores.

La ingesta de bebidas frías y evitar comidas picantes, café, alcohol y situaciones de calor, podrían aliviar los síntomas vasomotores en algunas mujeres.

Tratamiento Hormonal

Estrógenos con o sin progestágenos

Los estrógenos con o sin progestágenos son efectivos y continúan siendo apropiados en el tratamiento de los síntomas vasomotores intensos que afecten la calidad de vida*.

En mujeres con útero y con síntomas vasomotores se deben añadir progestágenos al TH con estrógenos.

El TH con estrógenos debe administrarse a la mínima dosis eficaz y el mínimo tiempo posible.

Es conveniente comenzar con la dosis mínima eficaz e ir ajustando la dosis, revisando la necesidad de tratamiento cada 12 meses.

Progestágenos

La progesterona es un tratamiento moderadamente efectivo y podría ser una alternativa para los síntomas vasomotores.

Tibolona

El tratamiento con tibolona es efectivo y es una alternativa en el tratamiento de los síntomas vasomotores*.

Tratamientos no hormonales

El veralipride se ha mostrado moderadamente efectivo y podría ser una alternativa de segunda línea en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

La clonidina, la metildopa, la gabapentina y los antidepresivos no han mostrado resultados concluyentes, por lo que no están indicados en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

Tratamientos alternativos

Fitoestrógenos, vitamina E y homeopatía

Los fitoestrógenos, tanto en forma de suplementos como en la dieta, no han mostrado resultados concluyentes, por lo que no están indicados en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

La vitamina E no se recomienda en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

La homeopatía no se recomienda en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

Hierbas medicinales

La cimicífuga racemosa (Black cohosh) y sauzgatillo (Vitex agnus castus) podrían ser una alternativa de segunda línea en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

El dong quai (Angelica sinensis), el aceite de onagra (Evening primrose oil), el ginseng (Panax ginseng), el kava (Piper methysticum), las hierbas medicinales chinas y el ñame silvestre (Dioscorea villosa o wild yam) no se recomiendan en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

No existen datos sobre la eficacia de la raíz de regaliz, la salvia, la zarzaparrilla, la flor de la pasión, el ginkgo biloba y la raíz de valeriana. Las mujeres deben ser informadas sobre la escasa efectividad de los tratamientos alternativos y de la ausencia de datos sobre sus efectos adversos.

Otras técnicas

La técnica de la respiración rítmica es moderadamente eficaz y podría ser un tratamiento complementario para los síntomas vasomotores.

La acupuntura y la magnetoterapia no se recomiendan en el tratamiento de los síntomas vasomotores.

Fuente: http://www.cochrane.es/files/GPC-menopausia-definitiva.pdf

Ayuda ante problemas derivados de la menopausia

0

Cuando los malestares son muy seguidos o incomodan mucho.

Cuando se sientan ganas de orinar muy seguido, cuando se sienta dolor al orinar, o cuando la orina se salga al toser, al estornudar  o al hacer fuerza para cargar alguna cosa.

Cuando haya sospecha de embarazo. En ese caso, lo mejor es ir al control prenatal lo más pronto posible.

Cuando haya un sangrado por la vagina, leve o abundante, después de medio año seguido de no haber venido la regla.

Fuente: http://www.binasss.sa.cr/poblacion/menopausia.htm

Acerca de la mortalidad en la menopausia

0

Siempre se ha dicho que los hombres mueren más jóvenes y que las mujeres en cambio tienen una vida más larga y placentera. Sin embargo, un estudio de la Organización Mundial de la Salud arrojó como resultado que si bien es cierto que ellos duran menos, las mujeres enferman más y pasan más tiempo en clínicas y hospitales, además de los riesgos y secuelas que puede dejar el embarazo y el parto.

Un grupo de profesionales de enfermería de la Universidad de San Francisco, California, quiso averiguar cuál es la etapa de mayor riesgo de la mujer y por qué. De acuerdo con el estudio se encontró que era la menopausia, una edad no solo bastante riesgosa sino también depresiva.

Según Diana Taylor, docente de la Escuela de Enfermería de esta universidad, quien participó en el Simposio “La enfermera ante la salud de la mujer , la familia y el recién nacido”, organizado por la Escuela de Enfermería de la Universidad del Valle, la principal causa de mortalidad en mujeres durante la menopausia es cáncer de pulmón, asociado al tabaquismo.

“Aunque también es frecuente que ellas mueran de cáncer de seno y de problemas cardiacos”, dice la investigadora.

El control y seguimiento que se realizó cada dos a tres años de las pacientes, demostró que las mujeres que aumentan el consumo de vegetales y fibra, ingieren vitamina E y bajas dosis de aspirina, tienen menos posibilidades de sufrir de alguna enfermedad letal durante la menopausia.

Fuente: http://aupec.univalle.edu.co/informes/mayo98/menopausia.html

Señales de la llegada de la menopausia

1

menopausia sintomasLas mujeres pueden tener diferentes señales o síntomas durante la menopausia. Eso sucede porque el estrógeno es usado por muchas partes de nuestro cuerpo. De manera que, a medida que va teniendo menos estrógeno, usted podría tener varios síntomas. Éstos son los cambios más comunes que usted tal vez pueda notar durante la mediana edad. Algunos podrían ser parte del proceso del envejecimiento en lugar de ser parte de la menopausia.

Cambio en su periodo. Esto puede ser lo que usted note primero. Sus periodos podrían no ser regulares. Éstos podrían ser más cortos o durar más. Tal vez sangre menos o más que lo usual. Éstos son todos cambios normales, pero para asegurarse que no haya ningún problema, consulte con su doctor si:

  • Sus periodos se hacen muy cercanos entre sí
  • Si usted tiene flujo abundante
  • Sangra un poco o mancha entre periodos
  • Los periodos le duran más de una semana

Calores súbitos. Muchas mujeres tienen calores súbitos durante la etapa de la menopausia. Éstos podrían estar relacionados a cambios en los niveles de estrógeno. Los calores súbitos podrían durar unos cuantos años después de la menopausia. Un calor súbito es una sensación repentina de calor en la parte superior de todo su cuerpo. Su cara y su cuello podrían enrojecerse. Áreas enrojecidas podrían aparecer en su pecho, en su espalda y sus brazos, seguidas por sudor fuerte y escalofríos. Los calores súbitos podrían ser muy leves o suficientemente fuertes como para despertarla (llamados sudores nocturnos). La mayoría de los calores súbitos duran de 30 segundos a 10 minutos.

Problemas con su vagina y vejiga. Cambios en los niveles de estrógeno pueden causar que su área genital se reseque y adelgace. Esto podría hacer que las relaciones sexuales resulten incómodas. O, usted podría desarrollar más infecciones vaginales o urinarias. Algunas mujeres encuentran difícil aguantar la orina hasta poder llegar a un baño. Algunas veces hay goteo de orina durante el ejercicio, al estornudar, al toser, al reírse o al correr.

Sueño. Alrededor de la mediana edad algunas mujeres empiezan a tener problemas para lograr una buena noche de sueño tranquilo. Tal vez usted no pueda dormirse fácilmente, o se despierta muy temprano. Los sudores nocturnos la pueden despertar. Es posible que le cueste dormirse nuevamente si se despierta durante la noche.

Sexo. Es posible que usted note que sus sentimientos acerca del sexo están cambiando. Tal vez está menos interesada. O, tal vez se sienta liberada o más sexy después de la menopausia. Después de cerca de un año entero sin su período, usted ya no podrá quedar embarazada. Pero recuerde, podría estar en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), como la gonorrea o incluso el VIH/SIDA. Usted incrementa el riesgo de una ETS si está teniendo relaciones sexuales con más de una persona o con alguien que está teniendo relaciones sexuales con otras personas. Si es así, asegúrese de que su pareja usa un condón cada vez que tenga relaciones sexuales.

Cambios de humor. Usted podría encontrarse más cambiante o irritable durante el tiempo de la menopausia. Los científicos no saben por qué esto pasa. Es posible que el estrés, cambios en la familia tales como hijos que están creciendo o padres que están envejeciendo, un historial de depresión o sentirse cansada puedan causarle estos cambios de humor.

Su cuerpo se siente diferente. Su cintura se puede ensanchar. Usted puede perder masa muscular y ganar grasa. Su piel se podría poner delgada. Tal vez tenga problemas de memoria, y sus articulaciones y músculos podrían sentirse entumecidos y adoloridos.

Fuente: http://www.nia.nih.gov/healthinformation/publications/spanish/menopause-sp.htm