Diagnóstico

Cuando la timidez es extrema

0

En general, las personas tímidas aprenden a manejar su timidez de modo que no interfiera con las cosas que disfrutan. Aprenden a sentirse cómodos entre gente y situaciones nuevas. Desarrollan su simpatía y confianza, y superan los sentimientos de timidez.

Pero para algunas personas, los sentimientos de timidez son tan fuertes que tal vez parezcan más difíciles de superar. Cuando la timidez es tan fuerte, es posible que impida interactuar, participar en clase y socializar. En lugar de sentirse a gusto después de un tiempo, una persona sumamente tímida tiene sentimientos de timidez que crecen hasta convertirse en un temor poderoso. Esto puede llevar a alguien a evitar las situaciones sociales y a retraerse y evitar situaciones nuevas o hacer nuevos amigos. La timidez extrema puede hacer que hablar con tus compañeros de clase y maestros te resulte incómodo o te parezca imposible.

Como la timidez extrema puede interferir con la socialización, también puede afectar la confianza y la autoestima de una persona. Y tal vez impida que una persona aproveche las oportunidades o intente nuevas actividades. Los sentimientos extremos de timidez suelen ser un signo de un trastorno de ansiedad denominado “fobia social”. Las personas que padecen fobia social necesitan la ayuda de un psicólogo para superar el problema.

Las personas con fobia social (o timidez extrema) pueden superarla. Se requiere tiempo, paciencia, coraje y práctica. Pero el trabajo arduo bien vale la pena. La recompensa será disfrutar de más amigos, divertirte más y sentir más confianza.

Fuente: http://kidshealth.org/teen/en_espanol/mente/shyness_esp.html

La reacción del temor

0

Al igual que otras fobias, la fobia social es una reacción de temor a algo que no es realmente peligroso; aunque la mente y el cuerpo reaccionan como si se tratara de un peligro real. Esto significa que la persona tiene sensaciones físicas de temor, como mayor frecuencia de las pulsaciones y respiración acelerada. Estas reacciones forman parte de la respuesta de resistencia o huida de nuestro cuerpo. Son el resultado de una inyección de adrenalina y otras sustancias químicas que preparan al cuerpo para luchar o para escapar rápidamente.

Este mecanismo biológico se desencadena cuando sentimos miedo. Se trata de una respuesta del sistema nervioso que nos alerta acerca de los peligros para que podamos protegernos. En el caso de la fobia social, esta respuesta se activa con demasiada frecuencia, demasiado fuerte y en situaciones en las que no debería activarse. Como las sensaciones físicas que acompañan a esta respuesta son reales (y en algunos casos, bastante fuertes) el peligro también parece real. Por lo tanto la persona se paraliza y se siente incapaz de interactuar. (más…)

Test de fobia social

0

Con esta prueba tendremos un indicio de si podríamos o no estar padeciendo Ansiedad Social.

-Necesitará ir escribiendo en un papel, por cada uno de los ítems (A,B,C,D…), un valor que puede ser: 0, 1, 2, 3, o 4 dependiendo la Intensidad de los síntomas qué experimenta en cada afirmación.
-Al final del ejercicio, deberá tener una lista con 17 valores (uno por cada ítem-afirmación).
-Ahora realice la suma de los Valores.

Valor Intensidad de Síntoma
0……………………………..Ausente
1……………………………..Intensidad ligera
2……………………………..Intensidad media
3……………………………..Intensidad elevada
4……………………………..Intensidad máxima (invalidante) (más…)

¿La fobia social es una enfermedad?

0

Hay que tener en cuenta que la fobia social es una entidad diagnóstica, es decir, una etiqueta en la que los profesionales incluimos conductas que se caracterizan por la evitación de situaciones sociales. La vida y la humanidad es más compleja. Así por ejemplo, junto a la fobia social aparece muy a menudo la depresión, frecuentemente ataques de pánico o crisis de angustia, y a veces el trastorno obsesivo compulsivo. Esta complejidad se debe a que de lo que estamos hablando es de conductas y no de enfermedades. (más…)

La dudosa entidad del trastorno por evitación

0

El extremo de la dificultad de relación lo constituyen los sujetos con Trastorno por evitación, que fue eliminado del DSMIV por una decisión del comité que sugiere que no es más que una parte del espectro de la fobia social, lo que confirma el estudio clínico de varios autores. En ese sentido se ha visto que aunque la evitación social es una característica del trastorno por evitación también se encuentra evitación a las novedades y a situaciones no sociales.

Los pacientes dan prueba de una extrema sensibilidad ante el rechazo y tienen un gran deseo de establecer relaciones sociales. Sin embargo, no pueden lograrlo, ya que su miedo a no ser aceptados y a ser criticados es tal, que para evitar la angustia que estos temores hacen surgir, acaban aislándose. Interpretan todo contacto interpersonal como un riesgo de ridículo, y presentan un grado muy bajo de confianza en sí mismos. Tienen en general pocos amigos o confidentes y sólo si estos últimos los aceptan de forma incondicional. Todo esto puede provocar estados de ansiedad y depresión.

Aunque la evitación social es una característica del trastorno por evitación, también se encuentran en él evitación a las novedades y a situaciones no sociales. Shea y colaboradores muestran una clara asociación del trastorno por evitación con trastornos por ansiedad, específicamente fobia social y trastorno obsesivo-compulsivo.

Fuente: extracto del artículo titulado ¿Hacia un espectro de la timidez? de José Guimón (Catedrático de Psiquiatría de la EHU-UPV, Universidad del País Vasco), publicado en la revista internacional Avances en Salud Mental Relacional /Advances in relational mental health, Vol.3, núm. 3 – Noviembre 2004.

La fobia social como síndrome

0

La fobia social se define como “un temor intenso y persistente hacia situaciones sociales o en las que hay que actuar ante un público. Se da en el frecuentemente (10% de prevalencia vida), coexistiendo a veces con depresión o distimia. No es una mera timidez grave sino uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes e invalidantes. Sólo en un tercio de los casos la sintomatología remite en el curso de ocho años, comparado con dos tercios en el trastorno de pánico.

La fobia social encaja bien en un modelo de espectros porque tiene cualidades de inicio precoz, cronicidad e inexistencia de un umbral claro de diferencia entre normal y patológico. Por ello se le ha pretendido situar (con otros trastornos poco frecuentes como el mutismo selectivo) en una tipología de inhibicióndesinhibición de la que un extremo sería la manía y el otro el trastorno evitativo. (más…)

Grado de deterioro o incapacidad

0

La Fobia Social no es cuestión de blanco o negro. Se puede medir por su grado de generalización, por su grado de somatización (qué tan presentes están los síntomas físicos de la ansiedad), y por el grado de daño real que provoca en la vida de los afectados. Una manera de medir el grado de deterioro que produce (Escala de Incapacidad de Sheehan), es indicando en la escala de cero a diez el grado de incapacidad percibido en las áreas de:

  1. Trabajo.
  2. Vida social y actividades de ocio.
  3. Vida familiar y responsabilidades domésticas. (más…)

Diagnóstico de la fobia social: CIE-10

0

La CIE-10 considera también a la fobia social como una entidad nosológica concreta que se caracteriza por:

• Inicio en la adolescencia.
Temor a ser enjuiciado por otras personas en el seno de un grupo comparativamente pequeño.
• Evitación de situaciones sociales temidas. La conducta de evitación suele ser intensa, y en los casos extremos puede llevar a un aislamiento social casi absoluto.
• Existencia de dos subtipos: restringidas (p.ej.: a comer en público) y difusas (que abarcan casi todas las situaciones sociales fuera del círculo familiar).
• Baja autoestima y temor a las críticas.
Síntomas físicos como ruborizarse, tener temblor de manos, náuseas o necesidad imperiosa de micción. Los síntomas pueden desembocar también en una crisis de pánico. (más…)

Diagnóstico de la fobia social: DSM-IV

1

Se entiende que una persona sufre fobia social cuando se cumplen estos requisititos:

A. Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que la persona se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo humillante o embarazoso.

B. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional. (más…)

Diagnóstico de la fobia social

0

No se conoce una causa única para la fobia social a pesar de las muchas investigaciones realizadas sobre el tema, ya que intervienen muchos factores, lo que si se demuestra es que el inicio suele darse durante la adolescencia, posiblemente después de que durante la infancia una hipersensibilidad innata se ha ido reforzando hasta llegar al punto de la fobia social, pudiendo haber contribuido a este refuerzo por ejemplo unos padres sobreprotectores o demasiado autoritarios, alguna situación difícil o de mucha vergüenza vivida en el pasado. (más…)